Las 22 letras

Ya conocen a mi amiga la que vino a regresión y quedó conectada con su Ser.
Siempre me envía pensamientos y charlas con su amigo invisible.
Hoy salió con esta idea…

Hola Claudia.
Trataré de transmitirte una idea que me llegó ahora durante una caminata.

Me puse a pensar en la palabra Isis. Es el nombre que se pusieron unos musulmanes extremistas. O algo así. No estoy muy al tanto de los grupos que pululan por nuestro mundo.
Pero también es el nombre de una diosa egipcia.
Entonces me acordé de la sonda que enviaron a un asteroide. Que se llama Roseta. Y hay también un Osiris por allí. Y todos nombres egipcios antiguos.
Todo está relacionado con todo.

Me di cuenta que en el lenguaje también las palabras están formadas por combinación de sílabas que a su vez se pueden combinar de distinta forma para formar otras palabras. Eso lo vi muy bien explicado en los videos de la Caja de Pandora que nos recomendaste.

Y luego haciendo extrapolación me llegó la idea:

El o los que diseñaron nuestro mundo de 3d también utilizaron unos pocos elementos que combinados hacen la gran variedad de elementos que conocemos.
Como minerales, vegetales, animales, seres racionales.

Todos nosotros somos el producto de la combinación de una cantidad de elementos primarios.

Pero hoy me di cuenta que esa cantidad de elementos no es infinita.
Para simplificar las cosas, nuestros creadores utilizaron una cantidad pequeña de esos elementos.

Y me pregunto, cómo serían las cosas si en realidad hubieran utilizado una cantidad mayor de elementos primarios?

O si hubieran utilizado toda la cantidad infinita de ellos?

Bueno, espero que me haya sabido explicar.
Me quedó un enorme dolor de cabeza.

Se refiere a los videos de Manuel Pop y es así tal cual lo define mi amiga. Esta realidad es una construcción.
Dice el Zohar que esta realidad fue creada con las 22 letras del alfabeto hebreo de la siguiente manera:

Cuándo Dios iba a crear el mundo, cada una de las 22 letras del alfabeto hebreo suplicó:
¡Crea el mundo a través de mí!

La letra tav dijo:
“Oh Señor del Universo, que Tu voluntad sea crear el mundo a través de mí: pues será por mí mediación como entregarás la torá a Israel”. Dios replicó: “No, porque en los tiempos venideros Yo te pondré como signo de muerte, mavet sobre la frente de los hombres”.

La letra shin suplicó:
“Señor del Universo crea el mundo a través de mí; el nombre SHADDAI, Todopoderoso empieza por mí”. Desgraciadamente, shin es también la primera letra de sheker, y eso la descalificaba, pues significa mentira.

La resh no tuvo mejor suerte, porque era la inicial de ra qué significa mal.

La kuf fue rechazada porque kelaláh, que significa maldición, pesa más que ser la inicial de Kadosh, el Uno Santo.

En vano intento la tzade llamar la atención sobre tzadik, el Uno Justo, pues fueron tzarot, desgracias, quienes testificaron contra ella.

La peh tuvo podéh, redentor, a su favor, pero peshá ,pecado, la desacreditó.

La ayin fue declarada no apta, pues a pesar de que comienza la palabra anaváh, humildad, sucede lo mismo con la fornicación, erwah.

La samej dijo:
“Oh Señor, permite que empiece la creación conmigo porque soy llamada somej, el sustento o apoyo de todo lo que cae”. Pero Dios replicó: “Eres necesaria dónde estás; debes seguir teniendo todo lo que puede caer”.

La nun presentó ner, la lámpara, lámpara del Señor que el espíritu de los hombres; pero también hace recordar la lámpara del Maligno que será apagada por Dios.

La mem comienza melej, Rey, uno de los títulos de Dios.
Pero como es la primera letra de mehumah, confusión, no tuvo posibilidades de alcanzar su deseo.

La lamed adujo el argumento de ser la primera letra de lujot, las tablas celestiales de los 10 mandamientos. Olvidó que las tablas fueron destruidas por Moisés.

La kaf estaba segura de su triunfo: kissé, el trono de Dios, kavod, Su honor y keter, Su corona, todas ellas empiezan por kaf. Dios tuvo que recordarle que habría palmadas, kafot, de desesperación por las desgracias la Israel.

La yod parecía ser la letra apropiada para comenzar la creación, habida cuenta de su asociación con Yah, Dios; pero el yetzer ha-ra, instinto o propensión hacia el mal también empieza con yod.

La teth se identificó con tov, bueno. En cualquier caso, lo bueno permanente está reservado para el mundo futuro.

La jeth es la primera letra de janun, el Uno Misericordioso, pero su ventaja queda anulada por su colocación en la palabra jatté, pecado.

La zayn fue descalificada porque es la letra inicial de sad, malvado.

La vav y la he componen el inefable nombre de Dios. Son, por tanto, demasiado elevadas para ser usadas en el servicio mundano.

La daleth comienza din, justicia; pero justicia no templada por la misericordia llevaría al mundo a la ruina.

La guimmel no serviría porque guemul, retribución, empieza por ella (pues la creación es un acto gratuito).

Cuando las peticiones de todas estas letras fueron expuestas la beth se adelantó ante el Uno Santo, bendito sea, y suplicó. “Señor del Universo, haz que el mundo sea creado a través de mi, pues todos los habitantes del mundo darán gracias cada día a través mio, ya que esta escrito:

Bendito es el señor para siempre.
(baruj Adonai leolam)”

Dios atendió la petición de la beth y creó el mundo a través de ella, pues también está escrito:

En el principio creo Dios el cielo y la tierra
Bereshit bará Elohim et ha-shamayim ve-et ha-aretz

La única letra que se abstuvo de hacer petición fue la modesta alef , y Dios la premió mas tarde por su humildad poniéndola al principio de los Mandamientos, que empiezan por la palabra anojí. Yo soy.

Mucho simbolismo hay en este escrito.
Así como el ADN es una secuencia de 4 letras, el alma tiene una secuencia de 22 letras.

Así como podemos crear un humano clonado su ADN, podemos crear un diseño de nuestra alma de manera que nos permita revelar nuestro máximo potencial.

¡Es Ahora!

2 Comments en Las 22 letras

  1. amelia zerillo // febrero 18, 2015 en 1:13 pm // Responder

    Muy bueno!! Me sorprenden cada día! Bendiciones

  2. Xavier sañudo // marzo 21, 2015 en 1:05 pm // Responder

    Desde México deseo participar en tu curso Claudia

Responder a Xavier sañudo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.

*