Linaje

El otro día hablábamos de linaje…
Me gustaría recordarnos que provenimos de un Linaje Terrestre Físico (fácilmente detectable en un árbol genealógico) pero también de un Linaje Celeste no físico (indetectable en este mundo 3D a no ser que se recurra a información de otra dimensión).
De hecho en el judaísmo se espera todavía al Mesís y se dice que debe provenir del linaje de Abraham, cosa que Jesus cumplía porque su madre María y su abuela Ana que venían de ese linaje específico.
Un linaje es la línea de ascendencia o descendencia de una familia o clan. En términos genealógicos, es la serie de ascendientes y/o descendientes, en cualquier familia, de una persona considerada como el primero de un tronco o rama común.
Un significado adicional, para algunos estudiosos, es el de la línea genealógica masculina que corresponde, dentro del árbol genealógico, y generación tras generación, a la línea paterno-filial que va uniendo a cada persona con su padre. En el mundo hispanoparlante, a esta línea genealógica masculina se le denomina “Varonía” pues se compone, en sentido ascendente o descendente, únicamente de varones. Usualmente se tiende a confundir el primer apellido de una persona que representa su varonía con el linaje al que pertenece, sin embargo cabe resaltar que apellido no es sinónimo de linaje. Sólo un estudio genealógico detallado de la ascendencia de una persona puede determinar si le corresponde descender o pertenecer a algún determinado linaje.
Por otra parte el Linaje también hace referencia a la “casa” o “solar” a la cual pertenece una persona, generalmente asociado a la nobleza.
En Europa y los países que fueron colonias europeas, el linaje era muy importante para el derecho nobiliario en relación con la sucesión de los títulos, propiedades, derechos y otros usufructos, especialmente en las regiones en que estaba instituido el mayorazgo, sistema en el que el primogénito heredaba todos los títulos y propiedades.

Cuando aprendí Kabbalah hubo una cosa que entendí por sobre todas las cosas. LINAJE.
Es como el hilo conductor por el cual baja al energía del origen. El conocimiento que transmite un kabbalista es importante pero solo tiene energía si respeta el linaje del cual proviene… sino solo son palabras vacías. Pueden sonar intelectualmente interesantes pero no tienen la corriente energética que viene desde el origen porque al no respetar el linaje se cortó el hilo conductor.
Y esto no quiere decir quedarse pegado al dogma de alguna institución.
El compromiso es lo que jala la energía del Cielo,pero el linaje es lo que la mantiene pura.
Cada uno puede bajar una energía conectando con su propia antena, es cierto.
Pero para eso hay que CREAR algo diferente y no repetir lo que alguien te enseñó y luego correrse de ese linaje por lo que sea.
Si no lo sabes… hasta puede ser que tenga atenuantes esa bajada de energía.
Pero si lo sabes y te cagas en el linaje… tiene costo. Para el que lo enseña y para el que recibe la enseñanza.
Causa y efecto.
Todo es energía…
Gracias Universo por todas y cada una de las personas que me mostraron el camino.
Hace tiempo decidí seguir el mío propio.
Pero sin cada uno de los que estuvo ahí, yo no hubiera podido hacerlo.
Y nunca me cansaré de mostrar SU trabajo que es mucho mas GRANDIOSO que el que yo solita puedo hacer.
GRACIAS!!!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*